Saludo

Kia ora! amigos.
Con este saludo maorí os doy la bienvenida a mi blog de aficiones y hobbies. Algunos post están cortados para que se vea mejor, pulsad en "más información" o en el título para abrirlos.

viernes, 6 de febrero de 2015

Mueble de madera ensamblado con espigas

Kia ora amigos!

Os presento el último proyecto en el que me he embarcado. La cosa es sencilla: ¡No puedo parar de aprender! Si algo me llama la atención leo sobre ello y si me gusta, intento aprender. 
Con la próxima llegada del nuevo miembro de la familia, Marina, necesitábamos vaciar un cajón que teníamos con las toallas de toda la casa en el cuarto de las niñas. Pero para ello había que poner algún mueble en el bajo del lavabo del baño.
Empezamos a buscar por varias tiendas, pero no nos convencía nada. Así que nos decidimos por poner dos baldas, que tendríamos que cortar a medida. Y viendo que al final, nos iba a sobrar bastante tablero, me decidí por aprender un poco de carpintería.
Este es el croquis del mueble con los cortes de los dos tableros:


La verdad es que no tiene mucha ciencia, ni tampoco mucha carpintería. Sólo tienes que pensar cómo hacerlo, darle el croquis al amable trabajador del Leroy Merlín (en este caso) y llevártelo a casa para barnizar y montar.
No me he acordado de hacer fotos del proceso, pero os lo describo por si alguno se aventura.

Materiales
- Tablones
- Cola
- Espigas o tubillones
- Broca para madera
- Tope para broca
- Marcadores para espigas
- Taladro
- Martillo (a ser posible de goma. Yo utilicé uno normal, pero con un mártir para no estropear la madera).


Paso 1- Barnizar: Al ser madera de pino maciza es necesario darle un producto para que no se estropee con la humedad del baño. Aunque mi mujer, hermanas y cuñados se rían de mí, tuve que leer las instrucciones del barniz porque ni siquiera sabía cómo hacerlo.
Le di dos capas, lijando suavemente con lija fina entre capa y capa (todo esto viene en las instrucciones... jeje).
Paso 2- Preparar los tablones: Por alguna razón que no recuerdo, no quise utilizar tornillos, así que había que preparar los tablones con agujeros en los que insertar espigas o tubillones para el montaje. Espiga y cola: ¡Sencillo, gracias a un kit que compré que incluía las espigas, la broca, un tope para la broca y un centrador que se mete en los primeros agujeros y te marca el punto a agujerear en la otra madera para que no haya fallos. 
Paso 3- Encolar y ensamblar el mueble: debido a que el mueble entraba muy justo, tuve que ensamblarlo en el hueco del baño. Primero ensamblé la parte de abajo, que separa la madera del suelo y evita que entre polvo bajo el mueble; después los laterales y por último la tabla superior.

He aprovechado la estantería que tenía antes debajo, para dividirla y ponersla sobre el mueble para colocar otros utensilios que teníamos por ahí...
Por si alguna vez me da por mejorarlo, la medida es justa para poder ponerle unas puertas sin que sobresalgan del hueco.

Espero que os guste.
E noho ra!




No hay comentarios:

Publicar un comentario